La idea es habilitar una gran mesa redonda en una bodega o en un bar restaurante en la que poder sentarse a comer juntos un grupo de amigos, ellos eligen la música que quieren escuchar y es puesta por megafonía mientras comen.

Pueden ser cenas, meriendas, regadas con abundante vino y largas sobremesas, ellos pueden llevar la música de sus grupos faboritos o puede tenerlas prparadas el hostelero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *