La sugerencia es hacer postales de fino niquel o de una aleación fina de aluminio, prensada y ligera que pese muy poco. También podrían hacerse postales de polimeros o de los materiales que utilizan los transbordadores espaciales…¡Qué postales tan originales y durareras! ¡Y pesarían lo mismo que las de cartón! De esa manera podrían tener incluso más volumen–pero igual peso–y llevar diseños en relieve o en 3D…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *