Los comderos sociales tienen que ser del estado y creados por el estado, la beneficiencia no puede suplir al estado abaratando los gastos en ayudas sociales de éste, para que luego así haya más dinero para recapitalizar a la banca, no es justo ni es moral.

Es el estado el que tiene que crear comdores sociales y centros cívicos de actividades lúdicas y ocupacionales gratuitas, centros de recreo y esparcimiento para los 12 millones de personas que pronto serán excluidas socialmente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *